Consejos para disfrutar de estas vacaciones

16 marzo, 2018

Cuando una persona presenta deterioro cognitivo su capacidad de interpretar y orientarse son limitadas, por lo que al salir de vacaciones y cambiar de entorno es esperado que se presente un descontrol en los síntomas, tales como:

  • Ansiedad
  • Problemas para dormir
  • Desorientación
  • Intranquilidad o agitación

Con el objetivo de intentar minimizar la posibilidad de que su familiar presente un descontrol, sugerimos realizar las siguientes observaciones antes y durante sus vacaciones.

Antes de realizar el viaje, tomar en cuenta los siguientes puntos:

  1. ¡El cuidador primario debe descansar! Pida apoyo de sus familiares para despejarse y dar un paseo o tomarse el tiempo para realizar alguna actividad de su interés.
  2. Analizar si realizar el viaje con su familiar es una buena decisión. Evite viajar con su familiar si el deterioro es avanzado.
  3. Si nuestro ser querido cambia de opinión y solicita regresar a su casa, debemos ser flexibles. Podemos esperar un momento por si cambia de opinión, pero procuraremos no forzarlo y no realizar actividades que no desea.
  4. Si planeamos realizar un viaje largo, sería conveniente hacer una prueba con un viaje más corto en fin de semana.
  5. Busque el medio de transporte más cómodo para su familiar. Si es muy prolongado, tratar de hacer pausas o levantarse a caminar 5 minutos cada hora.
  6. Detecte donde hay un hospital para tenerlo presente en caso de ser requerido.
  7. Si va a realizar un viaje por avión, procure agendar un vuelo directo.
  8. Procure tener poco equipaje de mano y llevar una silla de ruedas por si su familiar la requiere.
  9. Considere contratar un seguro de viaje por si se necesita cancelar o acortar el viaje.

¿Qué podemos hacer para disminuir la aparición de estos síntomas durante el viaje?

  1. Considerar que las personas con deterioro cognitivo suelen tener menos tolerancia al calor, hambre y sed. Debemos ser tolerantes, pacientes y procurar llevar con nosotros algún snack, botella de agua, protector solar, analgésicos y sus medicamentos a la mano.
  2. Asegurar que la toma de medicamentos sea la correcta. Contar con la lista completa y horarios de todos los medicamentos.
  3. Asegurar que esté tomando suficiente agua para evitar que se deshidrate, sobre todo si viajamos a un lugar caliente, para evitar un descontrol.Incluir lo más que se pueda a su familiar en las actividades como con se haría con cualquier otro miembro de la familia, sin dejar de considerar que las vacaciones probablemente serán diferentes por los cuidados especiales que requiere.
  4. Recuerde que la piel de un adulto mayor es más sensible, asegurarse de protegerla del sol.
  5. Es importante tomar en cuenta que nuestro familiar puede presentar un episodio de incontinencia, por lo que debemos estar preparados para ese tipo de eventualidades y tener a la mano pañales y un cambio de ropa.
  6. Ser realistas sobre qué actividades podemos o no hacer con su familiar. Por ejemplo: si se pone nervioso cuando se hace de noche, es importante realizar una actividad que termine mucho antes de que oscurezca o que no implique salir para evitar modificar su horario de sueño.
  7. Considerar las emociones que puede estar pasando su familiar. Los pacientes con demencia pierden la capacidad para comunicarse de forma eficiente. En muchas ocasiones, pueden experimentar sensación de disconfort, que genere agitación o confusión.  Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a disminuir este riesgo:
    1. Evitemos lugares muy concurridos y situaciones que impliquen tiempos de espera prolongados.
    2. Procurar que la interacción con personas sea con un número limitado de personas, de tal forma que su familiar sea capaz de interactuar sin estrés.
    3. Tratar de seguir las rutinas dentro de lo posible. Ejemplo: la rutina para el baño, rutina de sueño, ejercicios de estimulación y realizar los ejercicios de fisioterapia.

¿Cuándo debo de hablarle al doctor?

Al encontrarse fuera, el médico no puede realizar una valoración médica presencial, si podrá entender la situación y brindar una asesoría para que ud. pueda tomar la mejor decisión.

Si su familiar se encuentra más dormido de lo habitual, o se agita durante las noches, comuníquese con su médico Paz Mental.

Si nuestro familiar sufre una caída, lesiones en la cabeza, alguna de sus extremidades o presenta alguna situación que pueda afectar su integridad, debamos acudir con carácter urgente a valoración en un hospital.

Si su familiar tiene algún diagnóstico de diabetes o hipertensión, es esperado que al salir de vacaciones y de la rutina, coma cosas que no acostumbra en su dieta. Esto, junto con los cambios de altura y ambiente pueden favorecer un desajuste en el control del azúcar y de la presión arterial.

Presión Arterial

En el caso de hipertensión, las metas de presión arterial cambian después de los sesenta años, dependiendo de las características del paciente. En algunas personas el presentar una tensión arterial de 140/90mmHg puede llegar a ser permisible.

En caso de presentar un alza en la presión, primero debe verificar que se haya tomado su medicamento. Después asegurarse que tenga un buen estado de hidratación, esto lo podemos hacer pidiendo que nos enseñe la lengua, la cual debe observarse húmeda (igual que la nuestra). Si a pesar de asegurar lo anterior, mi familiar se encuentra con descontrol de la presión, podemos realizar una llamada a nuestro médico para comentar la situación y recibir asesoría sobre las medidas a tomar.

Niveles de Glucosa

Para los pacientes que tienen problemas regulando el nivel de glucosa en la sangre, es importante respetar los horarios de comida y asegurarnos de que nuestro familiar está tomando de forma adecuada los medicamentos. El estado de hidratación, también tiene repercusión en este asunto, por lo que es importante asegurarnos que se encuentra bien hidratado.

En un adulto mayor, con deterioro cognitivo la meta es mantener el azúcar siempre arriba de 100mg/dl, una cifra de 200 mg/dl puede ser permisible dependiendo de la situación de su familiar, por lo tanto, en caso de presentar una cifra de 200mg/dl conserve la calma y ofrezca líquidos. En caso de que las cifras sean mayores, comuníquese con su médico Paz Mental para solicitar asesoría sobre las acciones a tomar en esta situación.