Etapas de la demencia Frontotemporal

28 junio, 2018

La Demencia Frontotemporal (DFT) es un compuesto de demencias que ataca los lóbulos frontales y temporales del cerebro. Pese a que el daño se concentra en dos zonas específicas, la manifestación de la enfermedad suele presentarse de diversas maneras; por ejemplo, en algunos pacientes predominan las alteraciones de comportamiento (impulsos, inhibiciones) mientras que en otros se presentan problemas del lenguaje, también conocidos como afasia (olvidar el significado de las palabras, perder hilos de pensamiento al hablar, etc).

El deterioro generado por la DFT es progresivo y hasta el momento no se conoce un tratamiento definitivo para este problema. No obstante, las alteraciones y su grado varían fuertemente dependiendo en cuál de las cinco fases se encuentra el trastorno, dichas fases permiten monitorear el progreso de la enfermedad con base en los siguientes criterios:

Fase 1 o Demencia Frontotemporal leve.

El paciente mantiene su independencia, aunque ya se puede notar la aparición de síntomas, principalmente si son de carácter conductual. La empatía comienza a perderse así como la habilidad numérica. Tareas como el manejo de finanzas personales y el desempeño en eventos sociales se ven afectadas.

Fase 2 o Demencia Frontotemporal moderada.

La persona necesitará ayuda en la ejecución de tareas que impliquen el uso de instrumentos, como lavar los trastes. También va a requerir asistencia con el consumo de sus medicamentos, la adquisición de productos y la estimulación para realizar actividades de ocio. Con supervisión y ligera orientación es posible lograr que el enfermo siga manteniendo parte de su independencia.

Si la DFT se manifiesta con una alteración de conducta, los comportamientos impulsivos ya estarán presentes. La preferencia por algún tipo de alimento o acciones volátiles son algunas de las señales.

Fase 3 o Demencia Frontotemporal severa.

Se nota una mayor necesidad de ayuda. Los pacientes necesitan ser estimulados para realizar varias de sus actividades cotidianas o que les auxilien en el manejo de finanzas. Sin embargo, siguen siendo capaces de realizar actividades básicas como vestirse, bañarse y alimentarse.

Fase 4 o Demencia Frontotemporal muy severa.

En esta etapa el enfermo no puede quedarse solo en casa, aparece la incontinencia, la apatía e incluso puede llegar al mutismo, especialmente cuando la DFT se manifestó con alteraciones del lenguaje.

Fase 5 o Demencia Frontotemporal profunda.

El afectado es completamente dependiente del cuidador primario y pasa en cama la mayor parte del tiempo.

Si te interesa obtener más información no dudes visitar nuestra página web, síguenos en facebook, o llámanos e infórmate ahora mismo al : 55 4170 3934044 (55) 1628 2568 o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra página web.