El cuidado de la dentadura y las demencias

16 febrero, 2018

Una demencia afecta todas las áreas de la vida de una persona y la de quienes le rodean. Lo que antes eran actividades cotidianas a las que no se les dedicaba ni un pensamiento son ahora labores de peso y gran consideración por la dificultad o incomodidad que representan. La higiene bucal es, precisamente, una de esas tareas.

Cómo afecta una demencia la salud dental

Cuando un ser querido padece una enfermedad como el Alzheimer es tan solo una cuestión de tiempo para que deje de cepillarse los dientes, sea porque olvida hacerlo o no logra recordar cómo hacerlo. Si tan solo lo ha omitido accidentalmente, no falta más que indicarlo. Crear un plan de actividades diarias que incluya la limpieza de los dientes puede ayudar en las primeras etapas del padecimiento para evitar un deterioro en la salud bucal.

Si, por el otro lado, nuestro ser querido ha olvidado cómo cepillarse los dientes, el panorama de acción cambia. Una persona con demencia puede requerir de instrucciones claras y concisas para realizar cada movimiento. En este caso, lo mejor es ser tan específico como sea posible.

El progreso de la enfermedad hará que, eventualmente, nuestro ser querido necesite de asistencia para llevar a cabo esta operación. En ese momento, será importante encontrar un método que nos permita cepillar los dientes de nuestro ser querido de modo que no se altere y nos permita cuidar de ella o él.

Asimismo, es indispensable buscar a un proveedor de salud bucal que tenga experiencia en el trato de personas con demencia pues, naturalmente, una visita al dentista puede convertirse en fuente de ansiedad y estrés para nuestro ser querido. En las primeras etapas del padecimiento no debe de haber problema, pues nuestro ser querido aún podrá mantener un cierto grado de control sobre sí. En una etapa intermedia o avanzada de la demencia, cualquier situación poco familiar puede convertirse en una experiencia desagradable.

Cómo identificar problemas dentales

La demencia hará que nuestro ser querido pierda la capacidad de expresar claramente cuando sienta algún dolor o incomodidad, por lo que es importante aprender a identificar las señales que revelarán cuando algo esté mal.

  • Se niega a comer, especialmente si son alimentos duros o fríos
  • Constantemente toca su mandíbula
  • Está más inquieto de lo normal o gime y grita
  • Tiene dificultad para dormir
  • Tiene un comportamiento agresivo
  • Se niega a participar en actividades cotidianas
  • Se rehúsa a usar su dentadura

Sin duda, lo mejor que se puede hacer para ayudar a nuestro ser querido a tener una mejor calidad de vida y una buena higiene y salud bucal es entendiendo sus necesidades y las formas en que podemos asistirle. Educarse sobre los padecimientos es el mejor curso de acción.

Si te interesa obtener mas información no dudes visitar nuestra página web, síguenos en facebook, o llámanos e informate ahora mismo al : 55 4170 3934    044 (55) 1628 2568 o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra página web.