¿Qué es un infarto cerebral?

21 febrero, 2020

Si se trata de un infarto cerebral, el tiempo que transcurre de donde ocurre el suceso al camino al hospital puede ser la brecha entre la vida o la muerte.

Conoce todo sobre esta enfermedad mortal

¿Qué es un infarto cerebral?

El infarto cerebral también conocido como ictus, derrame cerebral, evento vascular cerebral o stroke, ocurre cuando un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro se rompe o es tapado por un coágulo u otra partícula. Debido a esta ruptura o bloqueo, parte del cerebro no consigue el flujo de sangre, oxígeno y glucosa, que necesita. Y como consecuencia es que las células nerviosas del área del cerebro afectada no reciben oxígeno, por lo que dejan de funcionar y comienzan a morir a los pocos minutos.  

Los principales factores de riesgo para la aparición de un infarto cerebral son la hipertensión arterial, los trastornos lipídicostabaquismo y drogadicción.

¿Cuáles son los síntomas de infarto cerebral?

Esto depende del área afectada del cerebro y pueden producirse muchos síntomas diferentes. Los siguientes síntomas se dan generalmente sin importar el lado del cerebro afectado:

  • Adormecimiento o debilidad repentina en la cara, el brazo o una pierna, en especial en uno de los lados del cuerpo.
  • Confusión repentina, dificultad para hablar o para entender.
  • Repentina dificultad para andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación.
  • Problemas repentinos para ver en uno o los dos ojos.
  • Dolor de cabeza repentino sin que se conozca la causa.

Cuando el ictus o infarto cerebral afecta a la región izquierda del cerebro, la parte afectada será la derecha del cuerpo  y se podrán dar alguno o todos los síntomas siguientes:

  • Parálisis del lado derecho del cuerpo.
  • Problemas del habla o del lenguaje.
  • Estilo de comportamiento cauto, enlentecido.
  • Pérdida de memoria. 

Si por el contrario, la parte afectada es la región derecha del cerebro, será la parte izquierda del cuerpo la que tendrá problemas:

  • Parálisis del lado izquierdo del cuerpo.
  • Problemas en la visión.
  • Comportamiento inquisitivo, acelerado.
  • Pérdida de memoria.

Se han desarrollado algunas formas de saber cuándo una persona está a punto de sufrir un infarto cerebral. Entre ellas, se encuentra, por ejemplo, la escala Cincinnati, que consiste en tres comprobaciones:

  • Asimetría facial: Se hace sonreír al paciente para comprobar si ambos lados de la cara se mueven de forma simétrica. En caso anormal, un lado mostraría deficiencias para moverse.
  • Fuerza en los brazos: Se indica al paciente que estire los brazos durante 10 segundos. En caso anormal, uno de los brazos no se mueve o cae respecto al otro.
  • Lenguaje: Se indica al paciente que hable. En caso anormal, arrastra las palabras, tiene problemas para hablar o no habla.

Si alguna de estas tres comprobaciones obtiene el resultado anormal, cabe la posibilidad de que el paciente vaya a sufrir un ictus.

¿Cuáles son las causas del Infarto cerebral?

  • Edad avanzada
  • Herencia familiar
  • Haber sufrido un ictus recientemente
  • Tener la presión sanguínea elevada
  • Fumar
  • Padecer diabetes mellitus
  • Sufrir enfermedad de la arteria carótida
  • Presentar enfermedad cardiaca
  • Sufrir ataques isquémicos transitorios
  • Contador de glóbulos rojos altos
  • La estación del año y el clima
  • Consumir alcohol en exceso
  • Ciertos tipos de consumo de drogas

¿El Infarto cerebral tiene cura?

Si, el infarto cerebral si tiene cura y esta consta de dos etapas

 

  • Tratamiento para ACV para detener el “infarto cerebral”

 

  • Rehabilitación de las secuelas de infarto cerebral o ACV.

¿Cuáles son las secuelas de un infarto cerebral?

Las consecuencias de un infarto cerebral pueden ser distintas según la zona y el lado del cerebro que se queda sin el necesario flujo de sangre.

El cerebro humano está dividido en dos hemisferios cerebrales se encuentran colocados a izquierda y derecha de nuestro cráneo. Según el hemisferio del cerebro que haya quedado dañado por el ictus, se verán afectadas diferentes capacidades mentales.

Hemisferio izquierdo

A grandes rasgos, el lado izquierdo del cerebro es responsable de la habilidad numérica, el lenguaje escrito y hablado, el control motriz del lado derecho y el razonamiento basado en las reglas de la lógica, entre otros aspectos.

Así pues, si el infarto cerebral daña ciertas partes de esta estructura, es más posible que aparezcan problemas de lenguaje o de cálculo matemático, por ejemplo, y que a su vez se tenga menos control sobre partes del cuerpo ubicadas en el lado derecho.

Hemisferio derecho

Por su parte, el hemisferio derecho se encarga fundamentalmente de la percepción espacial, la sensibilidad artística, el control del lado izquierdo, la perspicacia, el sentido musical y la imaginación es por eso que algunos síntomas pueden ser: la dificultad para pensar en imágenes o las alteraciones de tipo emocional, además de los problemas a la hora de mover el lado izquierdo.

Según la región cerebral infartada

  1. Lóbulo frontal

Esta zona produce alteraciones en el comportamiento, las emociones, la inteligencia, la memoria y el movimiento.

  1. Lóbulo parietal

Tiene que ver con la inteligencia, el pensamiento altamente abstractoel lenguaje, la lectura y el reconocimiento de las sensaciones.

  1. Lóbulo occipital

Se encarga casi exclusivamente de la visión, así que las alteraciones en esta zona pueden producir problemas a la hora de reconocer lo que se ve.

  1. Lóbulo temporal

Las lesiones en esta zona causan problemas de lenguaje, de audición y de visión.

  1. Cerebelo

Afecta en la coordinación de ciertos movimientos voluntarios y del equilibrio.

Las personas con lesiones en esta estructura se mueven de forma caótica y desorganizada, y muchas veces les falta determinación a la hora de decidir qué movimientos realizar, aunque sean sencillos.

  1. Tronco cerebral

Casi siempre tienen consecuencias muy graves, provocando la muerte súbita o la entrada en un estado de coma. Entre las funciones de esta estructura se encuentran la regulación de la presión sanguínea, de la tempera

¿Cómo prevenir un infarto cerebral?

Para prevenir esta enfermedad te daremos unos puntos muy sencillos que no solo te proveerán de un infarto cerebral sino también de muchas más enfermedades.

 

  • Llevar una dieta rica y saludable

 

    • Realizar ejercicio de forma habitual y moderada:

 

  • No fumar

 

  • Moderar el consumo de alcohol
  • Llevar un control de la tensión arterial

¿Cuáles son los tipos de infarto cerebral?

Ictus isquémico:

Los vasos están obstruidos dentro. Los coágulos causantes del problema se denominan trombos cerebrales o embolismo cerebral. Causado por una obstrucción del vaso sanguíneo.

Trombosis: un coágulo que se desarrolla en el mismo vaso sanguíneo cerebral.

Embolismo: el coágulo se desarrolla en otra parte del cuerpo, generalmente en las grandes arterias de la parte superior del pecho y el cuello o el corazón. Una porción del coágulo se desprende y viaja por el flujo sanguíneo hasta que encuentra un vaso que es más pequeño y lo bloquea.

Ataque isquémico transitorio (AIT): Presenta unos síntomas similares a los de un infarto, pero es más corto y no muestra las consecuencias propias de un infarto.

Infarto cerebral: Deja una lesión cerebral permanente.

Según su extensión y localización, los ictus isquémicos pueden clasificarse de la siguiente manera:

Ictus isquémico total: Es de gran tamaño y afecta a la arteria cerebral media o la arteria cerebral anterior. Provoca disfunción cerebral superior, hemianopsia homónima y déficit motor y/o sensitivo homolateral.

Ictus de Circulación Posterior: Afecta a los pares craneales que provocan déficit motor y sensitivo contralateral. Provoca patología oculomotora, disfunción cerebelosa sin déficit de vías largas ipsilaterales y hemianopsia homónima aislada.

Ictus Lacunares: Provocan hemi síndromes motor puro, sensitivo puro, sensitivo motor, hemiparesia atáxica y disartria.

  1. Ictus hemorrágico:

El vaso se rompe, lo que provoca que la sangre irrumpa en el cerebro. Al entrar la sangre comprime el tejido cerebral. Existen dos subtipos de este tipo de ictus, la hemorragia intracerebral y la subaracnoidea. Sucede cuando se rompe un vaso sanguíneo débil. Existen dos tipos de estos vasos débiles que provocan ictus hemorrágicos: los aneurismas y las malformaciones arteriovenosas.

Aneurisma: es una región inflamada o debilitada de un vaso sanguíneo. Si no se trata el problema crece hasta que el vaso se rompe.

Malformación arteriovenosa: es un grupo de vasos sanguíneos formados de manera anormal. Cualquiera de estos se puede romper.

Ataques isquémicos transitorios: las condiciones indicativas de un ictus isquémico se presentan durante un pequeño periodo de tiempo, y se resuelve por sí solo a través de mecanismos normales. 

Las hemorragias cerebrales Afectan de 10 a 30 personas por cada 100.000 al año, y la recuperación de los supervivientes no es rápida: solo un 10 por ciento de ellos podrá ser independiente al  cabo de un mes, y el 20 por ciento lo será a los seis meses.

Las hemorragias subaracnoideas: por otra parte, son menos frecuentes, registrando sólo el cinco por ciento de todos los ictus. Se dan de siete a 10 casos por cada 100.000 personas cada año, y es más común entre la gente entre 50 y 60 años, especialmente las mujeres. La tasa de mortalidad se encuentra en un 51 por ciento.

¿Cuánto es el tiempo de recuperación tras un Infarto cerebral?

 Cada persona tiene un tiempo de recuperación distinta por lo que se necesita un tratamiento especializado para cada paciente. Los problemas con el hecho de movilizarse, pensar y hablar con frecuencia mejoran en las primeras semanas o meses después de un accidente cerebrovascular. Algunas personas continuarán mejorando en los meses o años después de dicho evento.

¿Cuál es la terapia para el infarto cerebral?

La mayoría de las personas necesitarán terapia después de un accidente cerebrovascular. Los cuales  pueden hacerse en casa o bien en un hospital o centro de rehabilitación.

Los fisioterapeutas, los terapeutas ocupacionales y los médicos entrenados en la rehabilitación le ayudarán a aprender de nuevo a:

  • Vestirse, asearse y comer.
  • Bañarse, ducharse y usar el inodoro.
  • Usar bastones, caminadores, sillas de ruedas y otros dispositivos de apoyo para permanecer tan móvil como sea posible.
  • Posiblemente retornar a trabajar.
  • Mantener todos los músculos tan fuertes como sea posible y así permanecer lo más activo físicamente
  • Manejar los espasmos o la rigidez muscular con ejercicios de estiramiento

El  infarto cerebral  es una de las causas de muerte más frecuentes en nuestro país y esto se debe a nuestros malos hábitos, ya que con el tiempo los hábitos de las personas más jóvenes son menos saludables esto ocasiona que este problema no solo se dé entre la población de la tercera edad sino también a personas jóvenes y como consecuencia exista un índice más alto de mortalidad por esta enfermedad. Es por eso que llevar una vida saludable nos ayudará a evitar no solo esta enfermedad mortal, si no muchas más.