Rehabilitación y cuidado del adulto mayor

19 enero, 2022

En México hay más de 15 millones de adultos mayores con 60 años o más, el equivalente al 12% de la población mexicana. De acuerdo con la OMS, el envejecimiento de la población es proporcional a las políticas de desarrollo socioeconómico y salud pública de cada país.

La condición de los adultos mayores es respaldada y resguardada por el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), asegurando una promoción de derechos que promuevan una calidad de vida adecuada en materia de alimentación, vivienda, seguridad social, empleo y salud. Aquí es donde podemos hablar de rehabilitación y cuidado adecuado del adulto mayor.

¿Qué es la rehabilitación y para qué sirve?

De acuerdo con la OMS, la rehabilitación es un proceso activo en el que las personas discapacitadas, como consecuencia de alguna lesión o patología, obtienen una recuperación parcial de sus funciones físicas, psicológicas y sociales.

En el campo geriátrico, la rehabilitación es una intervención sobre el proceso de envejecimiento, donde es posible prevenir o revertir el deterioro de las funciones debido a distintas patologías discapacitantes. 

¿Quiénes participan en la rehabilitación del adulto mayor?

El equipo que interviene en la rehabilitación del adulto mayor está conformado por diversos actores multidisciplinares. Cada actor interviene y emplea técnicas en función de las necesidades y requerimientos de cada adulto.

Geriatra

Es el profesional que se encontrará en todo el proceso discapacitante. Brindará atención, valoración y decisiones, así como objetivos y planes de cuidado. Es el coordinador de todo el equipo.

Enfermera

Es solicitada, principalmente, en el proceso discapacitante, hándicap y los factores contextuales. Se encargan de la evaluar y colaborar en la reeducación de las actividades de la vida diaria (AVD) y de sus relaciones con la comunidad.

Trabajador social

Interviene en el hándicap y en factores contextuales. Se encarga de realizar evaluaciones a los entornos sociales del adulto mayor. Además, se encarga de la gestión de recursos sociales y de su relación con la comunidad.

Rehabilitador

Se presenta durante el deterioro y la discapacidad, ya que evalúa al adulto antes y durante el proceso. Se encarga de trazar las pautas específicas del tratamiento.

Fisioterapeuta

Al igual que el rehabilitador, interviene en el deterioro de las funciones y la discapacidad. El fisioterapeuta se encuentra entrenado para mejorar las articulaciones, la fuerza, la resistencia, el equilibrio, la coordinación y la marcha. El fisioterapeuta emplea distintos medios y técnicas a fin de conseguir los resultados esperados.

Terapeuta ocupacional

Es solicitado en el proceso de discapacidad, hándicap y algunos factores contextuales. Se encarga de evaluar las AVD y de ofrecer orientación en la adquisición y manejo de determinados adaptadores para utensilios y vivienda.

Logopeda

Interviene durante el deterioro de las funciones y la discapacidad. Ayuda a estudiar, detectar, prevenir y tratar diversos trastornos de la comunicación humana, así como de las funciones asociadas a ésta. Valora el déficit en el lenguaje y la deglución.

Animador sociocultural

Actúa durante la discapacidad y el hándicap. Evalúa los intereses y aficiones del adulto y busca la manera de integrarlos en actividades para mantener activo su rol social.

Beneficios del cuidado y la rehabilitación en la vejez

La rehabilitación, en cualquier etapa de la vida, ayuda al paciente a integrarse rápidamente a su cotidianidad, a fin de evitar problemas emocionales. Las terapias de rehabilitación ayudan a corregir problemas ocasionados por lesiones y patologías, ayudando al paciente a recuperar movilidad, independencia y libertad.

Por su parte, la rehabilitación geriátrica ayuda al adulto mayor a conseguir una mejor integración a su entorno social y familiar. La rehabilitación garantiza su autonomía e independencia.

Fisioterapia en el adulto mayor

La fisioterapia, también conocida como terapia física, es un conjunto de métodos que promueven la recuperación y adaptación de las personas mayores después de alguna lesión, patología o simplemente para evitar malestares. La fisioterapia promueve un envejecimiento sano, manteniendo la autonomía para llevar una vida social adecuada.

¿Cuándo acudir a rehabilitación geriátrica?

Se debe acudir cuando las capacidades funcionales disminuyan, sean o no causadas por alguna lesión o patología. Muchas veces, las capacidades funcionales se ven dañadas debido a la inmovilidad o la inactividad.

Es importante tratar la pérdida de las capacidades funcionales antes de que aparezcan secuelas psicoemocionales o físicas que dañen un envejecimiento sano.

La enfermedad de Alzheimer y la rehabilitación

Al igual que otras rehabilitaciones de enfermedades neurodegenerativas, la enfermedad de Alzheimer requiere un enfoque multidimensional para que el paciente se mantenga activo. Pese a que no existe una cura para esta enfermedad, existen tratamientos que buscan reducir los daños provocados, ayudando a mejorar los problemas y alteraciones neurológicas.

La rehabilitación neuropsicológica debe ser previamente personalizada, ya que las necesidades de cada paciente son distintas. Aunque el objetivo es mejorar la calidad de vida de la persona, es necesario diseñar una intervención que mantengan estables las funciones cognitivas. Entre las técnicas más empleadas para llevar a cabo la rehabilitación se encuentran:

  • Activación cerebral mediante ejercicios como copiar diseños.
  • Actividades sociales, preferentemente con la familia y amigos.
  • Ejercicio físico.
  • Musicoterapia.
  • Orientación hacia la realidad.
  • Reminiscencia mediante objetos como cartas, fotos, libros, etcétera.

La enfermedad de Parkinson y la rehabilitación

Aunque no existe una cura para la enfermedad de Parkinson, existen tratamientos de rehabilitación para mejorar la calidad de vida del paciente. Consta de un tratamiento multidimensional que tiene una duración de 20 a 60 minutos, tres veces por semana. Los ejercicios coadyuvan a la percepción del cuerpo, promoviendo la planificación del movimiento previamente alterada por enfermedades, patologías y déficits motores.

Entre los ejercicios de rehabilitación más comunes para la enfermedad de Parkinson se encuentra: 

  • Balanceo de brazos.
  • Ejercicios de baile.
  • Ejercicios para girarse en la cama.
  • Ejercicios para levantarse de la silla.
  • Golpe de tacón.
  • Golpear sacos.
  • Rotación de tronco.
  • Subir escaleras.
  • Tirar objetos y después recogerlos.

¿Cómo te ayuda Paz Mental?

Paz Mental es un servicio de cuidado integral al adulto mayor. Con los servicios de Paz Mental tendrás la mejor atención por los médicos especializados como geriatras, enfermeras, neurólogos o fisioterapeutas. Todos los especialistas trabajan con la tecnología más avanzada para ofrecer:

  • Retraso en el proceso degenerativo.
  • Cuidado y control de la demencia.
  • Rehabilitación en casos de ECV.
  • Necesidades post operatorias.

Y demás cuidados físicos, mentales y emocionales que se necesiten.

En Paz Mental tenemos cuidadores siempre disponibles para cualquier situación y aseguramos que pagues hasta un 50% menos que otras opciones.

Puedes armar tu paquete según tus necesidades: mensual, semestral o anual, ofreciendo un precio competitivo con la mejor calidad de servicio.

No dudes de contactarnos por WhatsApp en donde responderemos tus dudas de forma inmediata al (55) 4170 3934 o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra página web o Facebook.