¿Puede el café ayudar a combatir las demencias?

7 febrero, 2018

¿Te es difícil concebir tus mañanas sin café? Una reciente investigación muestra que el café puede prevenir la aparición de la enfermedad de Alzheimer al reducir la cantidad de beta amiloide en el cerebro hasta en un 50%

¿Qué es la Beta Amiloide?
Es el principal componente de las placas seniles (depósitos que se encuentran en el cerebro de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer). Sin embargo, existen placas similares en otras demencias como en la Demencia de cuerpos de Lewy y en miositis por cuerpos de inclusión (enfermedad muscular), y, además, la β-amiloide también puede formar agregados que cubren vasos sanguíneos cerebrales en la angiopatía amiloide cerebral. Las placas se forman por una red irregular de agregados fibrilares llamadas fibras amiloides, un plegamiento proteico asociado a otros péptidos como los priones, proteínas patógenas alteradas que tienen un plegamiento incorrecto. Investigaciones recientes sugieren que las formas solubles de las estructuras oligoméricas del péptido pueden ser agentes causales del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Un nuevo estudio dirigido por el Dr. Abhishek Mohan en la Universidad Old Dominion en Norfolk, Virginia, concluyó que el café puede reducir los niveles de beta amiloide hasta en un 50%. El estudio se completó en ratones pero sus resultados sugieren que la cafeína y el café pueden ser útiles para librar al cuerpo de beta amiloide en humanos. Estos hallazgos podrían ser útiles en la búsqueda de nuevos tratamientos para combatir la enfermedad. Si bien es necesario realizar más investigaciones antes de concluir definitivamente los efectos positivos del café en la salud del cerebro humano, los hallazgos de este estudio están respaldados por investigaciones anteriores que también muestran que el café puede combatir el Alzheimer.

Aumento de los estudios Beta Amiloide, Cafeína y Café
Otro estudio realizado en 2014 encontró que las personas que bebían más de tres tazas de café al día tenían menos probabilidades de desarrollar Alzheimer, pero solo a corto plazo. Otro estudio más, uno completado en 2012, descubrió que beber tres tazas al día podría retrasar o detener la transición del deterioro cognitivo leve a la demencia. Los investigadores creen que la cafeína y el café pueden retrasar la aparición de los síntomas, lo que retrasa el diagnóstico.

Investigadores del Instituto de Información Científica sobre el Café, una organización sin fines de lucro que examina los efectos del café en la salud, creen que el poder protector del café puede provenir del contenido de cafeína y polifenoles que se encuentra en la bebida. Se cree que la cafeína previene la acumulación de beta-amiloide, que comúnmente se cree que es la principal causa de la enfermedad de Alzheimer. Los polifenoles tienen un efecto antioxidante que reduce la inflamación y puede ayudar a proteger el cerebro del deterioro relacionado con la edad.

Si bien muchos estudios respaldan los efectos positivos del café en la salud del cerebro, vale la pena señalar que el café también puede elevar la presión arterial, que es un factor común en el aumento del riesgo de accidente cerebrovascular y paro cardíaco. Como con la mayoría de las cosas, es importante recordar que la moderación es la clave del consumo.

Si te interesa obtener mas información no dudes visitar nuestra página web, síguenos en facebook, o llámanos e informate ahora mismo al : 55 4170 3934    044 (55) 1628 2568 o si lo prefieres contáctanos a través de nuestra página web.